RUTA DEL QUESO - PARTE 4

Pinos de Galdar

MONTAÑÓN NEGRO

Estructura geológica de la reciente actividad volcánica de la isla. Su nombre es debido a la gran cantidad de picón volcánico que la cubre. Incluye los conos volcánicos de la Caldera de los Pinos y del Montañón Negro propiamente dicho. La erupción de este último es la más reciente datada en la isla con una edad aproximada de 3.075 años. El Montañón tiene una superficie de 193,6 hectáreas totales y se localiza en el ámbito de la cumbre. Este cono y el de la Caldera de los Pinos son dos geoformas resultado de los últimos episodios volcánicos acaecidos en la isla. Un manto de picón o piroclastos se extiende por toda esta área que, a su vez, está cubierta por una vegetación de pinar y retamal.

PINOS DE GÁLDAR

Los Pinos de Gáldar han sido testigos del desmantelamiento del bosque, del pinar, cuyas maderas habrían de ennoblecer con magníficos artesonados las techumbres y balconadas canarias. Testigos de la retirada del hombre del campo y de sus rebaños, de campañas de reforestación, del reverdecer de la isla... y finalmente testigos mudos de su propio ocaso y desaparición. En 1962 se contabilizaban en la zona hasta 19 pinos centenarios en perfecto estado y en nuestros días son escasos los ejemplares que quedan. Con alturas de 15 a 25 metros en varios niveles de ramas densas y abigarradas, troncos de hasta 6 y 7’75 metros de perímetro, hasta 2 y 2’5 metros de diámetro y copas que rebasan los 20 y 25 metros de diámetro, constituyen auténticos bonsáis gigantes, más propios del mejor país de las maravillas.

MONTAÑA ALTA

Se encuentra a 950 metros de altura sobre el nivel del mar, al pie de la cual ha crecido el pago que acoge en su nombre las dos denominaciones que aparecen en documentos notariales antiguos. Por tradición, los vecinos de los Altos lo conocen por Piedra de Molino, y los vecinos de la franja costera del municipio, por Montaña Alta, que es su referente visto desde abajo. El tardío poblamiento de los Altos de Guía, que en su día conformaron parte de aquella mítica y boscosa Montaña de Doramas, es consecuencia de la también lenta repoblación según se iban roturando las tierras, lo que determinó el asentamiento en este núcleo hacia finales del s. XVIII y principios del s. XIX. Sin embargo, la economía pastoril y de pequeños cultivos no era suficiente, y sus habitantes vivieron en una miseria latente, que marcó su dependencia de la oferta de trabajos que en las tierras bajas se hiciera gracias al nuevo auge de la caña dulce y, después, de las plataneras y tomateros. En ellos encontraron los habitantes de los Altos mejores condiciones económicas, aunque esto supuso una corriente migratoria, hasta el derrumbe de la sociedad tradicional pastoril, entre los años sesenta y setenta del pasado siglo, que dejaba atrás un modelo de vida más tranquilo y sosegado. La creación de la parroquia de San José de la Montaña marca el final de la consolidación del barrio como un núcleo de población arraigado que colma las expectativas de sus moradores y se ha convertido en el epicentro comercial de los pagos de su entorno.

Para apuntarte a esta ruta, pincha aquí

Santa María de Guía, pinos de gáldar, montaña alta, guía, doramas

  • Creado el
  • Visto: 2970
¿Quiéres descubrir más?

Asociación Gran Canaria Natural

Dirección C/ Los Balcones, 4
35001 Las Palmas de Gran Canaria
España

Abierto 09.00 am – 15.00 pm

Telf. +34 928 33 41 75

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Copyright © 2017 Gran Canaria Walking Festival Gran Canaria Natural and Active | Revenue Management en Canarias Revenue Management en Canarias

Top